Inicio

Envenenamiento por arácnidos


Justificación
Los emponzoñamientos o envenenamientos provocados por la picadura de arañas son eventos potencialmente graves y letales, pero prevenibles y tratables. Se trata de intoxicaciones agudas, que constituyen una emergencia médica para las que existen antídotos efectivos. Las especies pertenecientes a los géneros de arañas de importancia médica poseen características morfológicas que permiten diferenciarlas de otras arañas y su conocimiento puede ser de gran valor para optar por el tratamiento específico de manera oportuna. Los venenos de los distintos géneros de arañas tienen propiedades toxicológicas muy diferentes entre sí, produciendo manifestaciones clínicas características que permiten identificar tres síndromes correspondientes: “envenenamiento por Loxosceles o Loxoscelismo”, “envenenamiento por Latrodectus o Latrodectismo” y “envenenamiento por Phoneutria, Foneutrismo o Ctenismo”. En la utilización de los antivenenos específicos es necesario que los miembros del equipo de salud conozcan el cuadro clínico, sepan reconocer al animal agresor e instauren precozmente las medidas de sostén y tratamiento específico (antiveneno) para prevenir las complicaciones y secuelas; para lo cual es de suma importancia la vigilancia de este evento a nivel nacional.
Distribución
Loxosceles laeta “araña homicida, araña marrón, arañas de los cuadros o arañas de los rincones”, se distribuye en toda América. Se las encuentran cohabitando la vivienda (detrás de muebles, rincones, ropa colgada en la pared). Phoneutria nigriventer “araña del banano”  son 5 especies de distribución neo tropical, desde América Central al norte de Argentina y Uruguay. Vive en zonas de mucho follaje (selvas) o asociadas a zonas periurbanas y al cultivo de la banana. Latrodectus grupo mactans “araña del lino o viuda negra” tiene una amplia distribución en el mundo (América, Europa, África y Asia); las especies sudamericanas viven bajo piedras o en cultivos.
Descripción clínica
Accidentes por Loxosceles sp.: producen un síndrome dermo-necrótico y/o hemolítico. El cuadro clínico puede presentarse de dos formas, Loxoscelismo cutáneo o sistémico, como consecuencia del poder necrotizante, hemolítico y coagulante del veneno. El cuadro clínico comienza entre minutos y pocas horas de la exposición, en la forma cutánea y hasta 12 o 48 horas en la forma sistémica.

 

a) Loxoscelismo cutáneo: picadura con sensación punzante, que muchas veces pasa desapercibida, tras la que aparece dolor de tipo urente, acompañado de edema local frío y duro, que no deja signo de Godet. En el sitio de la picadura se forma una pápula, que puede evolucionar a una placa eritematosa o adoptar la característica de placa “livedoide” (zona francamente equimótica rodeada de un halo pálido) con vesículas o ampollas con contenido seroso o sero-hemático. Esta se transforma en escara alrededor de la 2º semana, la cual al desprenderse deja una úlcera. Acompañando el cuadro local puede haber compromiso del estado general como astenia, hipertermia, cefalea, exantema morbiliforme, prurito, petequias, mialgias, irritabilidad, visión borrosa y somnolencia.

b)Loxoscelismo sistémico, cutáneo visceral o cutáneo-víscero-hemolítico: en las primeras 48 h de la picadura se pueden presentar, además del cuadro local ya descripto, manifestaciones clínicas que son consecuencia de la propiedad hemolítica que posee el veneno, como anemia, ictericia y hemoglobinuria, así como también coagulación intravascular diseminada (CID) que pueden llevar a insuficiencia renal aguda y al óbito. La plaquetopenia constituye el primer indicio de progresión a la CID.

Accidente por Latrodectus sp……………………………………………………..: síndrome neurotóxico producido por la inoculación de veneno. El cuadro clínico presenta dos tipos de manifestaciones: Locales: inicialmente dolor punzante débil en el sitio de la picadura, que aumenta de intensidad y puede generalizarse; pápula eritematosa; a veces leve edema, hiperestesia local y pilo-erección; contracturas musculares localizadas en el área de la picadura con tendencia a la generalización. Sistémicas: mialgias, calambres generalizados, opresión precordial, alteraciones del ECG, taquicardia inicial e hipertensión arterial seguidas de bradicardia, vómitos, hiperestesia generalizada, sudoración, sialorrea, midriasis con leve edema bipalpebral, hipersecreción nasal, bronquial, pilo-erección, contracturas musculares generalizadas periódicas, que localizadas en abdomen simulan un abdomen agudo. Suele asociarse paresia vesical e intestinal y en menor frecuencia priapismo, eyaculación, enuresis y oliguria. El óbito se puede producir por falla hemodinámica y edema agudo de pulmón.

Accidente por Phoneutria sp.: producen un síndrome exclusivamente neurotóxico con dos tipos de manifestaciones: Locales: dolor punzante intenso, por acción traumática de los grandes quelíceros y directa del veneno, que puede irradiarse con característica de parestesia a todo el miembro afectado, edema importante, sudoración y fasciculaciones musculares. Sistémicas: acompañando al cuadro local aparecen taquicardia, hipertensión arterial, sudoración profusa, excitación psicomotriz, visión borrosa, vómitos, sialorrea, diarrea y en los casos más severos hipertonía muscular, contracturas musculares intensas, hipotensión arterial, shock, convulsiones, edema agudo de pulmón, coma y paro cardio-respiratorio. El cuadro puede durar hasta 24 hs. puede ocurrir la muerte en las primeras horas en niños. En el adulto la mayoría de las veces sólo se produce dolor y edema local.

Agente
Es el veneno de las arañas venenosas.
Modo de transmisión
La intoxicación por el veneno de arañas no se trasmite de persona a persona, se produce por inoculación accidental de sustancias venenosas a través de la mordedura de las arañas.
Periodo de latencia
Los síntomas y signos se presentan inmediatamente.
Susceptibilidad e inmunidad
La susceptibilidad es general. Los accidentes se producen en todos los grupos de edad, estando especialmente expuestos a las picaduras de arañas, los niños y los trabajadores en áreas rurales, así como las personas que realizan actividades recreativas al aire libre. Sin embargo, esto no puede ser generalizado, ya que arañas como Loxosceles poseen características sinantrópicas y, en algunas regiones del país, es común encontrarPhoneutria en jardines y ámbitos parquizados dentro de zonas urbanizadas.
Modalidad de vigilancia
Tipo de vigilancia: universal

 

Estrategia de vigilancia: clínica. Se pretende monitorear la distribución geográfica de las especies venenosas como parte de la vigilancia de factores de riesgo.

Modo de notificación: inmediata e individual en ficha específica. (Ver capítulo N°5: Instrumentos de notificación)

Flujo de notificación: desde los servicios a las UER. La UER notifica a la UGD de la DGVS.

Definiciones de caso
Caso sospechoso: toda persona que haya sufrido una picadura por araña en áreas donde existen especies venenosas.

 

Caso confirmado: caso sospechoso en el que se comprueba picadura por araña del género Loxosceles, Latrodectus o Phoneutria y otras especies de arañas venenosas, o caso sospechoso con un cuadro clínico compatible.

Procedimientos de investigación
Identificación de casos adicionales: no aplica

 

Descripción de los casos según tiempo, lugar y persona: con los casos acumulados anualmente analizar la estacionalidad,  tasas según lugar de ocurrencia, calcular la proporción según edad, sexo y factores de riesgo.

Identificación de contactos y expuestos al mismo riesgo: todos los expuestos al veneno deben ser tratados como casos.

Identificación de la fuente y factores de exposición: en la medida de lo posible realizar la captura del arácnido para ser identificado y estudiado correctamente y para orientar el uso del antiveneno adecuado. Indagar sobre los factores de exposición para generar políticas de prevención en base a los datos informados.

Medidas de prevención individuales y comunitarias
·         Aseo cuidadoso y periódico de las viviendas y alrededores.

 

·         Revocar las paredes y colocar cielorrasos en los techos.

·         Examinar y sacudir las prendas de vestir colgadas de las paredes o dejadas a secar en el exterior, el calzado y todo objeto depositado en el suelo que les pueda servir de albergue.

·         Tener precaución con el manipuleo de muebles y materiales abandonados en depósitos. Revisar cuadros, pizarrones u otros objetos de escasa movilización colgados de las paredes. Alejar las camas de las paredes.

·         No aplastar las arañas sobre la piel.

Control del paciente
Tratamiento: retirar todos los elementos que puedan comprimir y agravar el edema en la zona afectada, como por ejemplo: anillos, pulseras, cadenas, tobilleras y calzado. En las lesiones localizadas en los miembros mantener posición de Trendelemburg. Realizar antisepsia local. Evaluar la necesidad de profilaxis antitetánica. Utilizar analgésicos si fuese necesario. Uso de antibióticos en los cuadros con sobreinfección bacteriana. En los pacientes con cuadros sistémicos vigilar la mecánica respiratoria, el estado hemodinámico, el equilibrio hidroelectrolítico y la función renal. Se implementarán, además, las medidas terapéuticas de sostén que se requieran de acuerdo a la gravedad.

 

Tratamiento específico: consiste en la administración de antiveneno. La dosis de antiveneno es la misma para niños y adultos. La vía de administración de elección es la endovenosa. La dosis dependerá de la caracterización del cuadro clínico según gravedad y forma clínica. Se recomienda la administración del total de la dosis en una única vez. La edad o peso del individuo no son variables que modifiquen la dosis a suministrar. La dosis recomendada de antiveneno puede colocarse en un volumen de solución dextrosa o fisiológica (50 a 100 ml) y pasarse por goteo lento durante unos minutos y, ante la ausencia de reacciones adversas en los primeros minutos, continuar pasando la dosis restante por goteo rápido. Contactar al nivel central para el envío del antiveneno.

Medidas de vigilancia y control en caso de desastres
Ante la presencia de desastres naturales puede aumentar la probabilidad de contacto con arañas, por lo que todas las medidas sugeridas deben ser tomadas en consideración con especial referencia a las conductas individuales.
Medidas internacionales y recomendaciones para viajeros
Informar a los viajeros sobre las zonas de existencia de arañas venenosas.