Inicio

Meningitis: Información para la comunidad


¿Qué es la meningitis?

La meningitis es una enfermedad , caracterizada por la inflamación de las meninges, capa que cubre el cerebro. La meningitis es poco frecuente pero potencialmente fatal.

Aunque cualquier persona puede contraer meningitis, es una enfermedad especialmente frecuente en niños y personas inmunodeprimidas.

Los síntomas más frecuentes son dolor de cabeza, rigidez de la nuca, fiebre, intolerancia anormal a la luz o a los sonidos y trastornos de la consciencia. A menudo, especialmente en niños pequeños, sólo se presentan síntomas inespecíficos, tales como irritabilidad y somnolencia.

 

Causas de la meningitis

Las bacterias y los virus que causan una infección en la piel, el aparato urinario o el tracto respiratorio así como el tracto gastrointestinal, pueden viajar por torrente sanguíneo llegando hasta las meninges a través del líquido cefalorraquídeo. El 80% de las meningitis está causada por virus, entre el 15 y el 20% por bacterias, el resto está originada por intoxicacioneshongos, medicamentos y otras enfermedades. El tratamiento tiene que ser inmediato, con el uso de antibióticos en el caso de infecciones bacterianas o manejo adecuado sintomático en el caso de meningitis virales.

Los síntomas de la Meningitis viral se presentan muy similares a los de otros cuadros virales con cefalea intensa, fiebre, nausea, vómitos, sensibilidad a la luz, rigidez de nuca y deshidratación. Como se trata de un proceso viral, los antibióticos no están indicados, las medidas son sintomáticas y algunos casos requieren hospitalización para su monitorización. Ante la presencia de los síntomas mencionados es importante la consulta precoz y no automedicarse  para que la valoración por parte del profesional de salud pueda ser objetiva.

La mayoría de las meningitis virales son causadas por un virus llamado enterovirus, el cual es similar a muchos otros virus respiratorios que circulan durante todo el año con el cuadro clínico de resfrío común. El Enterovirus puede además ser eliminado a través de las heces por varias semanas luego de resueltos los síntomas de la infección, por tanto las recomendaciones brindadas más abajo reflejan el énfasis en cuidados preventivos de higiene.

Las Meningitis bacteriana, como su nombre lo dice, es producida por una bacteria. Actualmente los agentes etiológicos que con mayor frecuencia producen meningitis bacteriana en niños en el Paraguay son: neumococo y meningococo. El Haemophilus influenzae tipo B prácticamente ha desaparecido como microorganismo causante de meningitis bacteriana aguda luego de la introducción de la vacuna contra este agente en el programa nacional de inmunización.

Los síntomas que deben ser tenidos en cuenta por los padres son similares a los cuadros virales: fiebre, dolor de cabeza intenso, malestar general, rechazo del alimento, vómitos frecuentes, que no ceden, convulsiones y alteraciones de la conciencia, entre otros síntomas.

Recomendaciones a los padres

Cuando se vean algunos de los síntomas mencionados se debe llevar al niño a la consulta con un profesional médico para que le realicen las pruebas laboratoriales.

En caso de que el médico sospeche que se trata de una meningitis, se procederá a realizar una punción lumbar con el fin de extraer una muestra de líquido cefalorraquídeo que será analizado para determinar si se trata o no de una infección meníngea.

Es importante destacar que si un niño se encuentra enfermo no debe ir a la escuela o colegio, ya que de esta manera evita que otros niños también enfermen.

Instruir a los niños en el lavado de manos con agua más jabón, en especial, antes de comer, luego de ir al baño y luego de sonarse la nariz. En las instituciones educativas se debe limpiar frecuentemente los bebederos y evitar que los niños consuman agua directamente desde los grifos. Utilizar para beber agua, vasos individuales o descartables. No compartir utensilios, tereré, mate y limpiar los sanitarios frecuentemente, desinfectando con hipoclorito de sodio (lavandina).

Recordar que los padres son responsables de que los niños estén completamente vacunados de acuerdo a su edad.